GUISO DE GARBANZOS CON COCO

 

 

” Un peligro previsto está mitad abolido. ”     William Shakespeare


Ingredientes

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 100 ml de leche de coco
  • Caldo vegetal
  • 1 cebolla picada
  • 150 de judías verdes troceadas
  • 1 chile picado (opcional)
  • 3 dientes de ajo
  • 150 g de tomate triturado
  • 100 g de anacardos tostados
  • 1 cucharadita de curri en polvo
  • Azúcar moreno
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Escurrir los garbanzos; reservar.
  2. Sofreír el ajo y la cebolla picados, enun poco de aceite a fuego medio durante unos 10 minutos; añadir las judías y continuar sofriendo.
  3. Cuando el sofrito esté confitado, añadir el chile y sofreír unos segundos.
  4. Añadir el tomate triturado, el azúcar moreno y la sal, remover y cocer 10 minutos más.
  5. Añadir los garbanzos escurridos y cubrir con el caldo de verduras; cocer a fuego suave durante 10 minutos.
  6. Verter la leche de coco, el curri y los anacardos; remover.
  7. Rectificar de sal y pimienta;  apagar el fuego y dejar reposar.

 

 

 

CREMA DE GARBANZOS CON ESPINACAS

 

 

 

” Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio ”     Proverbio Hindú


Ingredientes

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 300 g de hojas de espinacas
  • 4 dientes de ajo sin piel
  • Caldo de verduras
  • 1 cucharadita de comino en grano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón dulce

Preparación

  1. Escurrir los garbanzos; reservar.
  2. Lavar y escurrir las espinacas; rehogarlas en una sartén con un poquito de aceite.
  3. Poner un chorrito de aceite en una cacerola y sofreir los ajos laminados hasta que estén dorados.
  4. Incorporar los garbanzos, la mitad de las espinacas y el comino; Cubrir con el caldo de verduras y dejar hervir durante 15 minutos, a fuego moderado.
  5. Triturar todo hasta que quede una crema suave.
  6. Aderezar el resto de las espinacas con  sal; servir la crema con las espinacas por encima y espolvorear con pimentón.

 

JUDIAS CON ALMEJAS

IMG_0415

” La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad.”     Jane Austen


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 Ingredientes

  • 1 bolsa de judias congeladas
  • 1/2 cebolla limpia sin piel
  • 3 dientes de ajo pelados
  • 4 hebras de azafrán
  • 1/2 piniento verde
  • 1 pastilla de caldo de pescado
  • 400 ml de agua

Preparación

  1. En una cazuela baja y de fondo ancho, preparar un caldo con 400 ml de agua, unas hebras de azafrán, una pastilla de caldo de pescado, 1/2 cebolla , 3 dientes de ajo y 1/2 pimiento; dejar , cocer durante media hora, hasta que las hortalizas estén tiernas.
  2. Mientras abrir las almejas al vapor: tras lavarlas y limpiar de impurezas ponerlas en un cazo , con un par de cucharadas del caldo, tapar el cazo y cocinar a fuego alto durante 3-4 minutos, el sufieciente para que se abran; reservar.
  3. Retirar al vaso de la batidora con ayuda la espumadera, la cebolla, los ajos, el pimiento y un par de cucharadas de judias; batir y volver a echar el la cazuela.
  4. Añadir a la cazuela las judías, mantener cubiertas por un par de dedos de caldo (retirar el sobrante).Rectificar de sal y continuar la cocción hasta que las judías estén tiernas.
  5. En el ultimo momento agregar las almejas con el jugo que hayan soltado.

Si se deja reposar un poco antes de servir, mejor que mejor.

img_6652

JUDIAS DE EL BARCO DE AVILA

IMG_0415

 

 

” La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae donde subió.”        Francisco de Quevedo


Ingredientes

  • 500 g de judías
  • 1 oreja de cerdo
  • 3 chorizos para cocinar
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pimiento verde limpio y sin pepitas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón
  • Sal

Preparación

En primer lugar, antes de cocinar este plato, hay que poner en remojo las judías durante 12 horas. Como cualquier plato de alubias el secreto está en la cocción, hay que vigilar que siempre se mantenga con agua suficiente ( no más de dos dedos por encima del nivel de las alubias), cocinarlas a fuego suave y “asustarlas” con un chorrito de agua fría cuando comiencen a hervir, de esta forma no perderán la piel durante la cocción.

Si el caldo quedara demasiado líquido para espesarlo, apartar unas cuantas judías y triturarlas  con un poco de caldo, para después volver a añadirlas al guiso.

  1. Retirar el agua en el que han estado en remojo las judías y cubrir nuevamente con agua, no mas de dos dedos por encima de las judías.
  2. Añadir las hojas de laurel, el pimiento verde, el chorizo en rodajas,  la oreja y un hilo de aceite; cocer a fuego lento durante 1 hora y media.
  3. Pelar la cebolla y los ajos y picarlos menudos;  ponerlos en una sartén con un chorrito de aceite y hacer un sofrito.
  4. Cuando la cebolla este trasparente añadir el pimentón y sofreir durante unos segundos para que no se queme.
  5. Agregar el sofrito a la cazuela donde se están cocinando las judías,  y continuar cocinando has que estén en su punto. Unos 5 minutos antes de finalizar la cocción rectificar de sal al gusto.

IMG_6353

PATATAS EN AJOPOLLO

IMG_0415

 

 

” Un entendimiento nutrido sólo de lógica es como la hoja de un cuchillo sin mango, que hiere la mano de su amo ”      Rabindranath Tagore


Ingredientes

  • 1 kg de patatas
  • 800 ml de agua
  • 3 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan asentado (del sobrante de otro día)
  • Un puñado de almendras peladas
  • 1 tomate maduro
  • 1/2 cebolla sin piel
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de perejil
  • 3 huevos duros
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Colorante alimenticio (azafrán)

Preparación

  1. Pelar las patatas y trocearlas sin llegar el corte hasta el final, cascándolas, para que suelten el almidón y caldo quede más trapaillo; reservar.
  2. En una cacerola con agua poner el tomate partido por la mitad, la cebolla, la hoja de laurel, sal y un chorrito de aceite ( como una cucharada ), dejar hervir durante 20 minutos a fuego lento.
  3. Añadir las patatas, rectificar de sal y continuar la cocción durante otros 20 minutos.
  4. Mientras en una sartén con aceite, freir las almendras, los ajos pelados y las rodajas de pan; retirar a un plato con papel absorbente.
  5. Pelar los huevos, partirlos por la mitad y retirarles la yema. Reservar las claras.
  6. Poner lo anterior en el vaso de la batidora  junto con las yemas y un poco del caldo de la cacerola; triturar y reservar.
  7. Una vez cocidas las patatas, retirar el tomate y la cebolla y añadir a la cacerola el triturado de la batidora, un poco de pimienta molida y una pizca de colorante alimenticio; hervir durante 5 minutos a fuego suave.
  8. Antes de servir añadir la clara del huevo troceada

IMG_6008

PATATAS A LA IMPORTANCIA

IMG_0415

 

 

” El amor como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen ”      William Shaskespeare


 

Ingredientes  (para 4 personas)

  • 600 g de patatas
  • 100 g de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 huevo
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 ml de caldo de carne o ave
  • 2 ramitas de perejil

Preparación

  1. Pelar y lavar las patatas; cortarlas en rodajas de 1 cm de grosor y salpimentar.
  2.  Pasar las patatas de una en una, por harina y después por huevo batido e ir friéndolas por tandas en una sartén con el aceite bien caliente , 2 minutos por cada lado, hasta que se doren ligeramente; retirarlas con la espumadera y dejarlas escurrir sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.
  3. Pelar  la cebolla y el ajo; picarlos y reservar.
  4. Retirar la mayor parte del aceite de la sartén y sofreirlos durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  5. Regar el sofrito con el vino y dejarlo evaporar a fuego vivo.
  6. Agregar el caldo , llevar a ebullición e incorporar las patatas.
  7. Cocinar a fuego suave durante 20 – 30 minutos, zarandeando la sartén de vez en cuando y rectificando el punto de sal si es necesario, las patatas deben quedar tiernas pero sin deshacerse.
  8. Una vez distribuidas en los platos, espolvorearlas con perejil picado.

IMG_6016

CARACOLES EN SALSA

IMG_0415

 

 

 

” Toma consejo en el vino, pero decide después con agua ”        Benjamín Franklin


 

Ingredientes 

  • 1 kg de caracoles congelados (precocinados)
  • 1 cebolla pelada
  • 2 dientes de ajo pelados
  • 1 guindilla
  • 1 cucharada de pimentón
  • 2 chorizos picantes
  • 90 g de jamón serrano
  • Un puñado de almendras peladas
  • 1/2 vasito de aceite de oliva
  • Colorante alimenticio

Preparación 

  1. Lavar los caracoles y cocinar durante 10 minutos, en una olla con sal y una hoja de laurel; reservar sin tirar el caldo de la cocción.
  2. Trocear en juliana  la cebolla, los chorizos y el jamón serrano; reservar cada ingrediente por separado.
  3. Machacar los ajos en el mortero con un poquito de sal; reservar.
  4. En una sartén con aceite freír las almendras y cuando comiencen a dorarse apartarlas y dejar enfriar; después machacarlas en el mortero ( o triturar con la batidora) y reservar.
  5. En este mismo aceite sofreir la cebolla y cuando esté blanda añadir los ajos machacados y los trocitos de chorizo y jamón; sofreir todo hasta que los embutidos cambien de color.
  6. Añadir las almendras, la guindilla y el pimentón,  mezclar con lo anterior y  cocinar solo unos segundos, para que el pimentón se tueste pero no se queme; apartar de la lumbre y reservar.
  7. Poner el sofrito y los caracoles en una cazuela ; añadir parte del caldo de la olla donde se ha cocido los caracoles, sin que lleguen a cubrirse, para que terminen de cocerse los caracoles  y se liguen  con la salsa.
  8. Rectificar de sal y dar un punto de color con un poquito de colorante alimenticio (azafrán), cocinar a fuego muy lento durante 20 minutos, bañando de vez en cuando las caracoles con el caldo, en caso de quedar demasiado secos.

Esta salsa es aconsejable consumirla al día siguiente de su elaboración, pues se potencia el sabor y los caracoles quedan para chuparse los dedos.

IMG_5814IMG_5817IMG_5818

 

 

 

 

IMG_6007